¿Cómo funciona una aplicación móvil?
18-02-2019

¿Qué es una aplicación móvil?

Una aplicación móvil es un software pensado para ser utilizado en un dispositivo móvil, como un celular, un reloj o una tablet. Por lo general, son desarrollos simples, intuitivos y diseñados para ser usados en un espacio pequeño (la pantalla de un celular versus la pantalla de un computador de escritorio). Estos desarrollos enfocados en un servicio específico, no vienen con manual de uso y casi siempre se descargan de la tienda de iTunes para iOS o de Google Play para Android.

¿Cómo funciona una aplicación móvil?

Una App muestra información y permite que el usuario “haga cosas” con esta información. Por ejemplo, en el caso de Amazon o Alibaba, muestra información -como los productos disponibles- y permite al usuario poder sumarlo a los favoritos, buscarlos, agregarlos al carro de compra y, eventualmente, comprarlos.

Sin embargo, la aplicación no tiene la capacidad de memorizar todos los productos. Por lo mismo, lo que hace la App es “preguntarle” a la nube por la información solicitada. Esto se realiza mediante llamadas de Web services hacia APIs. Es un protocolo de comunicación entre la App y la nube, y es en esta nube donde se puede disponibilizar una gran base de datos y una gran capacidad de cómputo. Es en la nube donde también se guardan las preferencias del usuario, sus últimas compras, sus gustos, sus búsquedas, entre otros y es esa plataforma virtual la que debe responder de forma muy rápida y certera por la información solicitada.

Ahora que entendemos que la App no es un desarrollo de software aislado, podemos ver que está conectado con una gran fuente de información que reside en la nube. Por lo general, una aplicación tiene distintos módulos dependiendo del estado de avance de la App y de los distintos tipos de usuarios que componen el servicio ofrecido por la App.

A modo de ejemplo, una aplicación para ordenar comida a domicilio tendría al menos 3 módulos:
– La App que ocupa el usuario que ordena a domiclio.
– Un portal web o App donde el restaurante acepta el pedido.
– Un servidor en la nube que expone APIs a ser utilizadas por el usuario y el restaurante.

Siguiendo el mismo ejemplo, una aplicación de comida más avanzada, podría tener otros módulos más:
– Una App para el repartidor de comida, para que sepa dónde tiene que ir a buscar la comida y dónde dejarla.
– Un portal web para recibir quejas o sugerencias de los usuarios.
– Un portal web para analizar dónde ocurren las ventas y entender el comportamiento del público.
– Un portal web para analizar dónde ocurren las descargas de las aplicaciones y cuál es el perfil que lo hace.

De esta forma, en la medida que crezca el servicio ofrecido por la aplicación, aparecerán nuevos módulos y los actuales serán más complejos, teniendo más funcionalidades.

IMPORTANTE:
El siguiente documento está orientado a personas que no tienen conocimientos informáticos.