¿Cómo se desarrolla una aplicación móvil?
25-05-2019

En Cursor desarrollamos aplicaciones móviles hace casi 20 años. Es decir, antes de que se conocieran con el nombre de Apps. Comenzamos fabricando soluciones móviles para los equipos Palm, Sony Ericsson, Nokia y Qualcomm, entre otros, y hoy, lo hacemos para los sistemas operativos Android & iOS. En los últimos años hemos desarrollado alrededor de 55 apps y dejamos de trabajar exclusivamente con clientes que son altamente tecnológicos, como los ingenieros informáticos, sino que ahora, lo hacemos también con emprendedores, quienes poseen “grandes ideas”. Además, hemos pasado de construir aplicativos destinados a trabajadores de una empresa a desarrollar soluciones donde tenemos que encantar al usuario para que la ocupe sin un manual de apoyo.

Es por lo anterior que también nos hemos visto en la necesidad de cambiar la forma de desarrollar. Esto nos significó dejar de enfocarnos en una lista de requerimientos funcionalidades, y empezar a enfocarnos en las maquetas. Actualmente, las maquetas son la base fundamental para el desarrollo de una App, y aún más si el usuario no está obligado a usar la App, y más aún, si el cliente no es informático o diseñador.

Asimismo, dejamos de trabajar en un modelo cascada con cartas Gantt y nos concentramos en un modelo iterativo muy involucrado con el cliente. Es fundamental saber a tiempo, si debemos cambiar un flujo o una pantalla, y solo lo sabremos a tiempo si el cliente está informado de lo que vamos a hacer antes de hacerlo. Como analogía, ejemplificamos con un caso del mundo de la construcción civil: cambiar el lugar de una puerta cuando solo tenemos el plano de la casa, es muy sencillo y poco costoso, pero cambiarla de lugar cuando ya está terminada la pieza, no es trivial y es muy costoso.

Hoy en día, desarrollamos las Apps utilizando metodología ágil en donde realizamos las siguientes dos etapas:

  1. Sprint 0
    1. Partimos de una idea.
    2. Hacemos maquetas en blanco y negro.
    3. Realizamos un diseño gráfico basado en el manual de marca respectivo.
  2. Desarrollo
    1. Planificamos el trabajo a realizar (tareas) por cada uno de los integrantes para la semana que viene.
    2. Ejecutamos las tareas.
    3. Distribuimos el avance de la App al usuario.
    4. Repetimos el flujo de desarrollo hasta finalizar.

El desarrollo de todo el proyecto se separa en sprints. En cada uno se entrega un avance, ya sea de diseño, de App, a nivel de nube o bajo todas las anteriores. El grado de avance va a depender de cuanto se haya avanzado, y de lo que se haya planificado.

¿Cuánto tiempo demora hacer una aplicación?

El tiempo de construcción es muy variable, ya que depende de muchos factores, tales como:

  • Tamaño de la aplicación.
  • Disponibilidad del cliente.
  • Frecuencia de tareas en el proyecto.
  • Interrupciones en el proyecto.
  • Integraciones.

Por lo general, una App pequeña puede tardar entre 2 y 4 meses; una mediana, entre 3 y 6; y una grande puede demorar hasta un año. Cualquiera sea el caso siempre se entregan avances en cada sprint, y en un proyecto de un año, es muy probable que a los pocos meses ya se tenga una solución básica para poder iniciar su funcionamiento en producción.

A modo de ejemplo, mostramos un proyecto de 900 horas (mediano), con recursos compartidos, que tomó 5 meses:

Mes12345
Backend0%23%46%69%0%
Frontend0%64%23%18%13%
Líder de proyecto30%33%19%6%5%
Diseño UX/UI43%73%13%15%13%
Arquitecto20%10%20%5%0%
Total Horas14832221018040

¿Cuanto cuesta una aplicación?

La respuesta es “depende de lo que deba hacer la aplicación”. Este punto es muy importante, pues el valor está sujeto a las funcionalidades que tendrá la aplicación.

Muchas veces el cliente, cuando es un emprendedor, afirma que no puede compartir su idea por miedo a que se la copien. No podemos desconocer el valor de las ideas, pero sin esa información, no es posible estimar el tiempo de desarrollo. Nuevamente, recurrimos a la analogía anterior: no podemos entregar un costo si no sabemos qué vamos a construir: una casa, una mansión o un edificio.

Lo cierto es que el costo de una App es muy variable y para simplificarlo, nosotros estimamos por hora. Un proyecto de 900 horas puede costar entre 850 UF y 1250 UF, dependiendo de los perfiles y los plazos.